Incendio en Torres del Paine: Fotografiar el dolor de la naturaleza.


Recuerdo cuando escuché la primera noticia sobre el incendio que había comenzado en el Parque Nacional Torres del Paine. Era el 27 de diciembre del 2011.

Viví en Magallanes y si algo aprendí muy bien allí es que llegando el tiempo bueno comienzan los fuertes vientos en la zona. Esto me hizo pensar que lo que se venía sería algo terrible. Sobre todo considerando la distancia que hay entre el Parque y los primeros carros de bombas y personal de Conaf que pudieran rápidamente llegar… ¡Horas! Horas que harían que esto se transformara en un infierno.

Pronto se cumplirán 6 años desde aquel desastre en el Parque Nacional Torres del Paine. Tuve la triste oportunidad de ir a cubrir, para el medio nacional de noticias Agenciauno, lo que había dejado la tragedia. Fue muy triste y desolador. Aquí les cuento algo de esa historia.

MI TRABAJO EN TERRENO

Arribé a la ciudad de Punta Arenas en donde rápidamente tomé un vehículo para llegar al Parque. Mi tiempo para trabajar allá era de sólo dos días, la Agencia no podía esperar por el material dada la inmediatez del mundo de la Prensa. Esas fotos debían ser tomadas y despachadas urgentemente.

El primer día me enfoqué en el paisaje desvastado. Traté de ilustrar en mis fotografías la dimensión de la tragedia. Busqué multitud de encuadres distintos y realicé cientos de fotografías mientras caminaba por zonas muertas llenas de cenizas.

Al caer la noche realizé la primera edición de las fotografías para adelantar trabajo. Terminé de elegir unas 15 fotos, comí algo que traía en la mochila y me dispuse a dormir un rato dentro del vehículo.

Las noches de verano en la zona austral son cortas, sabía que debía descansar solo dos a tres horas y de nuevo comenzar. Fue allí en medio de la nada que, entre la poca luz que había y mi asombro, encontré a un puma. Estaba solo y muy deteriorado físicamente.

LA FOTO QUE VALIÓ EL VIAJE

Al amanecer del segundo día comencé despalzándome por la ruta que une el Lago Pehoé con los Saltos.

Fue allí en medio de la nada que, entre la poca luz que había y mi asombro, encontré a un puma. Estaba solo y muy deteriorado físicamente.

Traté en lo posible de no asustarlo. Mi cámara, siempre lista, me permitió no perder tiempo y comenzar a hacer las fotografías en ese encuadre perfecto. De unas 40 fotografías o 50 que alcancé a tomar antes que él se levantara y se fuera, más de la mitad estaban fuera de foco producto sin duda de mi nerviosismo y de no poder bajar más la exposición por temor a salir con más fotografías temblorosas. Pero sabia que con una sola a foco me bastaría y así fue.

Al perder de vista al Puma, mi corazón bajó sus revoluciones. Me enfrié y me llené de pena, pero sabía que esa era la fotografía que había ido a buscar y que para mí representaba todo el dolor de un incendio en uno de los lugares más hermosos del Mundo.

Mi día continuó y también retraté guanacos y restos de huesos esparcidos entre árboles consumidos por las llamas.

Cerca de caer la noche pude comenzar mi regreso a Puerto Natales, lugar donde tenia conectividad y podía enviar las fotografías, y así dar por terminado este trabajo y volver a casa.

LO QUE ME QUEDA

Mi reflexión tras dicha experiencia fotográfica es la siguiente: No me fue fácil hacer este trabajo, ¡debo reconocerlo! Todo me golpeaba y sorprendía pero no podía retratarlo. No podía encontrar el encuadre perfecto, ni tampoco la luz. Mi cabeza no funcionaba bien…

Hoy, varios años después, pienso que fueron varios los motivos. Quizás los más importantes:

  • Seguramente mi poca experiencia frente a una tragedia tan grande.
  • Mi amor al Parque.

Estos motivos seguramente, de una u otra forma, no me permitieron realizar un trabajo del cual me sintiera conforme. Ilustré lo que necesitaba, pero dentro de mí sabía que algo pasó.

Lo extraño que resulta fotografiar en momentos difíciles y concentrarse con el mismo dolor para poder lograr una imagen es, a veces, muy complicado.

Sin lugar a dudas no para todos los fotógrafos pero para mí en esa ocasión lo fue.

Previous ¿Imprimes tus Fotografías?
Next ¿Para qué sirven los Filtros de Densidad Neutra?

No Comment

Deja un comentario